Blogia
el grano en el medio

1/2 famoso

"EL QUE SE CREE UNA ESTRELLA EN ROSARIO, ESTÁ MAL DE LA CABEZA"

"EL QUE SE CREE UNA ESTRELLA EN ROSARIO, ESTÁ MAL DE LA CABEZA" Desde hace once años es la cara de las noticias en Canal 5, donde llegó después de trabajar en Radio Nacional y Radio Dos. La audiencia en Rosario lo identifica definitivamente con su trabajo en la Primera Edición de Telefé Noticias, de 12 a 13.20 hs., aunque la respuesta de la ciudad fue más que satisfactoria cuando condujo a los muchachos de la "Medianoche", donde compartió la madrugada con Roberto Caferra, Gabriel Penisse y el ácido Indio Luque. Las noticias pasaban a un segundo plano, observando "la mesa de galanes" que tanto vivaba la platea femenina.
Se llama Ariel Bulsicco y es oriundo de Villa Gobernador Gálvez, apenas a unos pasos de Rosario, pero vive acá, y por lo visto, no piensa mudarse (a pesar de su confesa pasión por las playas brasileñas).

¿Hay periodismo de investigación en Rosario?
Creo que ha caído en calidad en los últimos tiempos debido a múltiples factores, pero fundamentalmente por la falta de elementos para desempeñar nuestra labor y a la presión de los medios de producir en el menor tiempo posible. Además, los "compromisos" de muchos responsables de esos medios, nos impiden desempeñar e investigar como corresponde. Muchos encargados actuales de los medios están allí no para cumplir con la tarea comunicativa, sino para tapar determinados intereses. En consecuencia lo que menos les importa es que sus periodistas investiguen y cumplan con su labor. Es hora de que nosotros analicemos esta problemática que nos afecta directamente.

¿Cuáles son los intereses del periodismo en esta ciudad? ¿Hay periodismo independiente?
Está algo relacionado con lo anterior. Siempre se ha dado que los propietarios de los medios iban para un lado con la posición periodística del medio y los trabajadores de prensa para otro. Existió un choque de intereses que ahora se ha profundizado por lo que decía antes. Esto, agravado con la actitud de esos medios de tomar nuevos periodistas, privilegiando la cuestión económica, esto es "que sean baratos", y dejando en un segundo plano su capacidad para desempeñar bien la tarea. A partir de lo dicho, es más fácil también disponer y manipular a esos periodistas. En general está pasando esto. Así que ya respondo con eso si hay o no un periodismo independiente. Nunca existió del todo, pero ahora, esos factores nos alejan más aún de esa intención.

¿Cuál es el mejor periodista y el peor de la ciudad?
Se acerca más a lo que es mi forma de pensar el periodismo, el estilo de Luis Novaresio, aunque en varias de sus ideas no coincido. Pero aclaro que soy de no centralizar al mejor periodista en una sola persona. Me gusta y me parece loable, aquel que dignamente cumple con la tarea, más allá de su capacidad para lograr hacerlo perfectamente. Valoro al tipo que se enfrenta en la calle, o a través de un micrófono a un político que mal cumple su tarea o a un dirigente sospechado por su falta de transparencia. No tengo definido al peor periodista de Rosario, porque seguramente no lo escucho.

¿Cuál es la barbaridad más grande que escuchaste o viste en los medios locales?
¡No me alcanza el tiempo para hablar de todos los que recuerdo! Todos los días nos podemos mandar alguna aunque la gente piense que somos inequívocos. Pero me desespera que no se sepan cuestiones básicas para informar como los nombres de los ministros, las ubicaciones de determinados países o la irresponsabilidad de los que titulan noticias o escriben sin conocer datos principales de las noticias a difundir.

¿Hay estrellas en este medio?
¡A dónde están que no las veo! Las estrellas todavía siguen en el cielo o en algún centro base de la farándula o el espectáculo. El que se considere en Rosario una estrella, es un creído que está mal de la cabeza y está pronto a caerse desde lo alto. Cuando no se sabe cómo llegamos a fin de mes, nos cuidamos de gastar y viajamos en colectivo, no podemos ser estrellas. Pero además, estrella me parece que se es desde lo que se hace o se dice como en otras actividades de la vida y no por lo que se quiere aparentar.

¿Qué hay de verdad sobre la fama y el dinero en esta profesión?
No somos famosos, somos públicos mientras estemos en la pantalla. El día que nuestros jefes dispongan borrarnos de la caja chica, vamos perdiendo protagonismo y volvemos a nuestra rutina. Somos uno más en las calles rosarinas. El peor error es pensar que queremos estar acá para ser famosos, debemos estar porque sentimos, amamos lo que hacemos y lo que hacemos debemos hacerlo en calidad de "voceros" de millones de voces que quisieran estar y no pueden, y reclaman soluciones a sus preocupantes situaciones. Es canallesco hablar de fama. Del dinero, mejor no hablar.

Sus 5 puntos a tener en cuenta para ser un buen periodista.
Primero amar lo que se hace. Es la base fundamental para una profesión comprometida, sin horarios y con la tensión al máximo. Después, pelear por los principios que uno considera debe tener esta profesión, no ser protagonistas o buscar el protagonismo como muchos pretenden... el protagonismo es del entrevistado. Lectura obligatoria, la mayor posible, partiendo de los diarios. No dejarse tentar por los intereses ajenos al periodismo -concepto fundamental que muchas veces se ve enturbiado- y acercarse a la mayor objetividad posible. Por todo esto, entiendo que el periodismo no se hace sólo desde las aulas y la posterior práctica, debe hacerse de conceptos que van desde la educación de cada uno.

Ser soltero parece una condición clave para desarrollarse. ¿Una pareja dificulta las posibilidades de progreso?
Absolutamente. Por una cuestión lógica impide la dedicación total a un trabajo. Y la falta de horarios provoca más de un dolor de cabeza con tu pareja. Limita la posibilidad de avances y capacitación. Y esto, se agrava por la actitud de los medios que no te dan el tiempo necesario para seguir perfeccionándote, y muchas veces, ni te facilitan la posibilidad de evolución en la misma empresa.

¿Tiene algún referente al que admire?
No tengo uno en particular. De algún profesional, rescato determinadas condiciones. Siempre fui de la idea de que con virtudes y errores cada uno debe gestar su propio referente, consciente de los que uno es capaz de dar, o no. Es hora, y así lo pide la gente, de no copiar sino de gestar una personalidad propia, auténtica y transparente, y arriesgarse a que sea aceptada o no.

¿Es feliz con su profesión?
Soy feliz con mi profesión, aunque debo reconocer que algunas miserias de quienes se desenvuelven en este medio me asquean al punto de pegar un portazo en más de una oportunidad. La profesión es magnífica, se ama... pero quienes trabajamos en ella, nos encargamos de enturbiarla diariamente. En un ambiente de miseria y de envidias, es muy difícil poder disfrutar de esta actividad bellísima.

Usted es un tipo muy atractivo para las mujeres, de todas las edades, y eso que lleva 30 largos. Hasta para las madres es el yerno ideal.
¡Porque no me conocen! ¡Jajajaja! No creo que sea el concepto que se maneja en general, aunque a veces lo escuche. Es que la gente tiende a idealizar a los que trabajamos en televisión. Pero la verdad, es que la forma de ser de una persona se percibe a través de la pantalla. Yo trato de ser lo más transparente posible, lo más natural, como soy en la vida y eso puede sentirse. Vamos a ver qué piensan esas madres en unos años cuando las arrugas se profundicen y ya más que el yerno, me parecezca al padre de esas chicas.

Es un fanático de la responsabilidad en todos sus sentidos. Quizás por eso no me animo a preguntarle lo que comentan algunos hombres de prensa. Si se tiñe el pelo para tenerlo más claro. Pero ya conozco la respuesta: No. "No me tiño, me tienen cansado con esa pavada".
Yo digo que eso lo inventó algún periodista, casi calvo, que se ve, fantasea con teñirse él mismo. Y ahora que lo dejo tranquilo, comienza a tomar su té con limón, pero endulzado con azúcar, cotidiano, a eso de las once y cuarto de la mañana, cuando se prepara con los últimos cables de noticias para expresar el conocido: "Buenos días, esta es la Primera Edición de Telefé Noticias". Y se sabe que lo que sigue es sólo información, contada por un tipo transparente y sensible, consciente de su puesto de servicio a la ciudad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

"A MÍ, LOTUFF ME PIDIÓ UN AUTÓGRAFO"

"A MÍ, LOTUFF ME PIDIÓ UN AUTÓGRAFO" Eduardo González Garrido fue parte del mobiliario de Canal 5 hasta hace poco tiempo. En esta entrevista, hace memoria desde sus comienzos y recuerda los tiempos en que la televisión local se hacía a pulmón y los periodistas estaban dispuestos a cualquier cosa con tal de laburar. Ha pasado mucho tiempo, pocas cosas han cambiado.

¿Cuánto tiempo trabajó en el canal como periodista?
Yo entré primero para conducir programas. Estuve en "Rosario Canta", un programa de folklore que se emitía los sábados, media hora, con la idea de mandar gente a Cosquín, que no podía entrar de otra manera. De esa época pasaron Quique Llopis y muchos más y pudimos llegar a que sean recibidos. Tenía muy buen rating, íbamos a las peñas con Raúl Agote, que era el director, y en esa época empezamos a hacer un programa unitario...

¿De qué época estamos hablando?
De la época que vino (Oscar Luis) Massa cuando se cayó la antena. Cuando se cae la antena viene la otra empresa, con Paire, gente de Buenos Aires que estaba en el tema radiofónico. Massa fue el que hizo los Pérez García. Esa gente fue la que vino, digamos, artísticamente. Después que pasa eso me llaman como comentarista deportivo, empecé a hacer deporte en las radios y empezamos con Calegari Mareli, que hace poco se fue de canal 3 y entonces a raíz de eso empezamos a trabajar en lo que fue el Mundial 78 con el fútbol.
Más tarde empecé por contrato haciendo notas y reportajes de fútbol con Angel Granato. Pasa un tiempo y estaba Antonio Fenosa haciendo información general. Yo no tenía la titularidad, concurría y me pagaban por contrato. En ese momento yo voy y pido hacer información general, yo era notero en La Tribuna. Fenosa se va del canal y me dicen que sí. Así comienzo prácticamente en el 83.

¿Dónde se emitían las notas?
En el noticiero

¿Cómo se llamaba entonces?
Se llamaba Notidiario

¿Quiénes lo conducían?
Moyano Vargas y Gladys Haydé. Estuve mucho tiempo haciendo eso. Después se forma un equipo muy importante, hacemos una restructuración total con (Alberto) Gonzalo y (Jorge) Brisaboa. Se hace un cambio profundo: se forma una especie de gabinete de trabajo donde cada uno tenía un rol. Yo siempre dije que cada uno tenía que dedicarse a una cosa en particular como tienen hoy en día todos los medios. En esa época vos hacías Tribunales, policía, después venía Rita la Salvaje y lo hacías. Yo quería hacer policiales...

Es el género que más le gusta...
Sí, además es el más peligroso para una empresa porque si se desvirtúa, los jueces están trabajando y te pueden hacer muchos juicios por las cosas que vos decís. Yo tenía un método de trabajo basado en el respeto. En ningún momento haciendo el tema que fuera, jamás hice una nota, por ejemplo, con una mujer llorando. A mí me parece que es lo más bajo que puede hacer el periodismo. Lo que la gente necesita es saber la verdad. Tampoco usé nunca entrar con cámara abierta, como se estila ahora, en velatorios, aunque sea del ladrón...

Algún hecho en particular que usted recuerde...
Los saqueos, estuvimos adelante, en todos lados. En esa época era asaltar por asaltar. Incluso he visto jugadores de fútbol de primera división llevarse botellas de whisky, que no era el hambre precisamente. En esa época la policía no tenía balas de goma, se hacían tiros con balas de plomo al aire. Aquellos saqueos no fueron un acto organizado, la gente buscaba mayor bienestar. Ahora están subsidiados.

Cubrió también la visita del Papa a Rosario...
La venida del Papa también. Hubo una gran discusión con ese tema. Me toca hacer la cobertura y en el momento que estábamos trabajando con otros medios, el Papa se me acerca y yo lo único que atiné a decir fue "que Dios lo bendiga", entonces más tarde un sacerdote que trabajaba en El Clan, el padre Aparicio, lo primero que me dice en el canal fue "usted lo bendijo al Papa". "¿Yo bendecí (sic) al Papa?", le pregunté, "la equivocación la tiene usted que se cree que el Papa es Dios, el Papa no es Dios, es el representante de Dios", le contesté respondiendo a su sorna.

Mencionó a El Clan ¿qué recuerdos tiene del programa?
El Clan era un programa líder. El contenido era bueno. Cada uno estaba especializado en lo suyo. Además, siempre lo admiré mucho a (Raúl) Granados porque hacía las preguntas de forma irónica, tipo (Luis) Majul, pero más irónico, te ponía siempre en aprietos. Eran ácidos.

¿Por qué piensa que la gente se identifica más con canal 5 que con el 3?
Prensa está a muy poca distancia de la vereda. Nosotros teníamos que salir casi diariamente y veíamos gente que estaba con un chico, por ejemplo, tratando de amamantarlo. Nosotros entrábamos con el móvil y no seguíamos de largo, si la señora nos detenía nos parábamos, hablábamos y veíamos qué podíamos hacer, difundíamos sus necesidades. Además los "Rosario llama" que hicimos, conseguíamos dinero o donaciones para las más diversas causas.

¿Cuál es el abc para ser un buen periodista?
Lo primero y fundamental es escuchar primero lo que la gente dice y darle la oportunidad que digan todo lo que tienen que decir. Puede ocurrir que en un momento dado esa persona necesite una pregunta o una repregunta para lograr que diga lo que puede ser más interesante para el televidente, pero es importante no cortar, que hable más. Igualmente todo tiene que ver con la edición y quién es el que edita.

¿Existe el periodismo independiente?
La independencia de una persona depende de qué cosa quiere ser independiente. Si vos te querés independizar del poder del directorio de la empresa, del poder político...tenés como cuarenta poderes. Hay que saber de qué querés ser independiente. Yo creo que lo más importante de todo, más que si sos independiente, es que tu material aunque haya sido amputado tenga lo que vos realmente querías comunicar, mantenga tus convicciones. ¿Sabés cuál es la independencia? Cuando la producción te dice como decíamos nosotros: "necesito dos preguntas, después hacé las que quieras".

¿Qué hay de verdad sobre la fama y el dinero en el periodismo?
Depende si el periodista es del interior o de Capital. En Capital ellos tienen situaciones que son distintas a las de acá. Ellos saben que si se van de un canal lo toma el otro, acá si te vas de un canal no te toma el otro. Acá se discute el mínimo y allá se discute el máximo. Por el lado de la fama tenerla acá es lo mismo que en Buenos Aires, te digo más, acá sos más famoso.

Lotuff, por ejemplo, dice que no puede ir al cine porque la gente lo acosa, y tiene que ir a Buenos Aires. Flavia Padín dice que no puede subir al colectivo porque la gente la acosa...
A mí Alberto Lotuff me pidió un autógrafo cuando tenía pantalones cortos...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ENTREVISTA AL 9 DEL 5: MARCELO LEWANDOWSKI

ENTREVISTA AL 9 DEL 5: MARCELO LEWANDOWSKI Marcelo Lewandowski, es el periodista deportivo de los noticieros de Canal 5 Rosario desde hace cuatro años. Está casado felizmente según dice, y tiene dos hijos de 10 y 7 años de edad. El lo niega pero tiene debilidad absoluta por la menor, que es capaz de arrancarlo de un almuerzo apetitoso para ir a jugar al parque. También lo niega, pero sueña con tener un tenista estrella en la familia. Y nos enteramos que no está muy lejos, con un muy buen jugador de ese deporte que tiene a quien salir: a la mamá!
Es un tipo frontal, pensante, responsable hasta convertirse en pesado meticuloso. Ama la música folclórica y en especial a León Gieco. Es profesor de acordeón y agradecemos que se haya dedicado al periodismo y no al canto. Es querible. Respetable. Un tipo para conocer más. Ahí vamos.

¿Qué piensa del periodismo deportivo en Rosario?
Creo que como en todas las profesiones están los buenos y los malos, honestos y corruptos, capaces y de los otros, pero el mayor problema está dado en que muchos de los medios tienen intereses dentro de los clubes de fútbol y ésto hace que el periodista se vea impedido de poder expresar todo lo que sabe o investigó.
A pesar de la proliferación de escuelas que enseñan periodismo deportivo, noto que muchas veces, los chicos que llegan a un lugar de trabajo, recién recibidos, no tienen la suficiente vocación y el fuego sagrado que esta profesión requiere. El hacer “la colimba” y esperar la oportunidad con paciencia no pareciera estar en los parámetros de quienes comienzan sus primeros pasos en un medio. Estimo que es un gran error.

¿Cuáles son los intereses más oscuros del fútbol?
El fútbol se ha transformado en un gran negocio y como tal, tiene todos los vicios de los negocios. Claro que hay una diferencia respecto a otros rubros del mercado. El mayor argumento para sostener esta empresa es la pasión de la gente, que cuando empieza a rodar la pelota se olvida del dinero que lo rodea y simplemente sufre por una camiseta. Entonces, aparece la hipocresía y la mentira de muchos que están en “la rueda” para disfrazarle a la gente la cruda realidad.

¿Le gustaría dedicarse al periodismo en temas generales?
Sí. Creo que me siento ante todo periodista. El deporte me apasiona y desde que comencé a trabajar tuve la oportunidad de hacerlo en este rubro. Pero leo todo, me gusta mucho la historia política argentina, analizar los hechos de la realidad, no descarto poder incursionar algún día en información general.

¿Cuál es el mejor y el peor periodista de la ciudad?
¡¡Qué compromiso!! Acá me tiro a todos en contra. Por nombrar a los malos y por no poner a todos en los buenos..... El peor, me lo reservo. El mejor en información general, por conocimientos admiro a Coco López. Como analista político, aunque no coincida casi nunca, Pablo Feldman. Pero el mejor de todos se dedicó a la política, Evaristo Monti.
En periodismo deportivo, Alejandro Cachari, alguien olvidado pero de una gran capacidad como Jorge Leone y uno que se alejó del deporte porque se cansó, Carlos Molfino.

¿Cuál es la barbaridad más grande que escuchó/vió de los periodistas locales?
(No contestó. Será que habrá escuchado tantas que no le entraban en este reportaje.)

¿Un referente?
El tano Juan Fazzini, Enrique Macaya Márquez y alguien que también se dedicó a la política pero que tenía una gran capacidad para comentar fútbol, Pablo Andrés Cribioli.

¿Es feliz con su profesión? ¿La cambiaría?
Hago lo que siempre me gustó hacer. Tuve otros trabajos para hacer periodismo cuando no cobraba un peso. Tiene sinsabores como cualquier otra profesión, pero no me puedo quejar.
No sé si la cambiaría, pero estoy estudiando otras facetas del deporte como la Gestión y el Marketing. Quizás algún día me pique otro bichito y cambie de rumbo.

El periodista se refiere "al bichito" de otro tipo de trabajo, no vayan a pensar que piensa en "cambiar de equipo", porque el hombre está bien definido. Y si no, que le pregunten a sus compañeros de equipo que lo ven desvancerse por Andrea Frigerio. Ja, bueno, quién no?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres